14.2.07

Cuantas más...
Lo pienso, y desearía que estar allí.
Más aún, en día de miércoles, que no llegan ni a medio lunes.
Cuanto quisiera viajar, como ahora, hasta la inmensidad de tu belleza,
caer rendido tu suelo,
y levantarme alguna tarde/noche.
Cuanto quisiera irme ya, sin dejar rastro alguno,
ni pena, ni lastre, ni conciencia de verdad.
Más te miro y más me asombro,
y en los días más anochecidos,
más me tiento en buscarte y viajar,
sin más equipaje que un crimen que cometí
y su correspondiente condena.

3 comentarios:

Perséfone dijo...

Te Disfruto


Te disfruto,
En el juego de palabras, la frescura y el desconcierto.
No hay vedas, ni silencios misteriosos
Tu sonrisa me confirma
El momento de la revelación

Te disfruto,
Asombrado, distraído y ausente
Elucubrando siempre estrategias para el desarme.
Como si esa capacidad fuera la antesala para la guerra.
Entonces, otra vez me encuentro con tu sonrisa
El suspiro y la distancia.

Te disfruto,
Al no saber historia alguna de ti,
Y sin embargo reconocer cada centímetro de tu tierra.
Desorientado, una vez más, me ofreces tu sonrisa
Y este encuentro revelatorio
Amigo mío, nos reconoce únicos, casi perennes.

Naimad dijo...

Gracias Perséfone... muy valiosas tus palabras

Naimad dijo...

A ver cuando vuelves a escribir