3.6.08

Lucha eterna, pelea interna.
Tiembla el bobo, marca el ritmo.
Angustias van en sube y baja.
Bien se cansa quien trabaja
blandiendo de sol a sol
la espada de su locura,
con la que piensa partir en dos
mas de alguna cordura.
La rula gira y la bola,
que no da pleno ni calle,
apenas garpa color
y salvan el rapto los nones.

6 comentarios:

el nombre... dijo...

La vida es una mesa de billar, o la de la ruleta.
Buen texto.
Contundente, visceral.

Besos, volviendo...

Naimad dijo...

El nombre: ni tiempo me diste. La vida es un juego, estoy aprendiendo a jugar pero si reglas. Besos por la vuelta.

Evan dijo...

Creo que las peleas internas, siempre serán una lucha eterna...

Un besito, Nai!! :)

Naimad dijo...

Evan: no se si siempre. Al fin y al cabo hay peleas que también nos tocan ganar. Besos

el_iluso_careta dijo...

MUY BUENO HERMANO....
ABRAZO...

Naimad dijo...

Iluso: Gracias viejo! Que bueno verte por acá. Yo juro que paso por tu boliche, pero de música no puedo decir más que "esto me gusta o esto no me gusta". Abrazo