9.2.10

Sube y baja de emociones,
cada tanto tobogán,
por caminos que no marcan
la suerte del haragán.
El fin del mundo siempre a la vuelta
escondido en cada esquina,
la puta facilidad de ver rosas con espinas.
Marcado en el matadero,
mas fácil que la del 1,
que no hace mas bien que mal,
diciendo no dice nada,
se rompe y vuelve a empezar.
Haciendo pone más trampas,
el reparto no es ansioso,
la suma siempre da mal.
Sin mi pasado no soy más que un cero al As
o una doble tachada de antemano...

11 comentarios:

Geoffrey Firmin dijo...

Jugar con doble generala es de putos. Como jugar con flor al truco. ;-)
Abrazo, querido amigo.

Naimad dijo...

Le parece? No se si tal cosa, igual el término me parece un poco fuerte...
Pero si Ud. lo asegura ha de ser asó, Maese Firmin.

Basquiat dijo...

sin el pasado desaparecemos, yo por ahora prefiero no recordar, solo seguir.
un fuerte abrazo hermano naimad.

Naimad dijo...

Somos la suma de nuestros pasados, hermano Basquiat

Anónimo dijo...

somos la simple consecuencia de nuestras desiciones,somos el producto o mejor dicho nos debemos a la obligacion de ser la consecuencia actual de nuestro pasado sino solo seriamos un un manojo de necedades viendo pasar el tiempo...

me encanto lo que escribiste, me vino bien
atte mrvideo

Naimad dijo...

Grande Mr! Que bueno verlo por acà..

Abrazo de gol.

Layza Sierra dijo...

Somos lo que el día a día hace de nosotros

Pamela dijo...

el sube y baja de emociones, pasó como un tobogán frente a mi ventana...Espero que el pasado sea historia, para que deje de atormentar. Un abrazo mi estimado, viejo amigo bloguer


Pame =D

Naimad dijo...

Layza: Exacto, somos lo que hacemos.

Pame: El pasado no atormenta, solo acompaña. Volviste! Que bueno... Gracias!

Anónimo dijo...

Mientras el pasado no se utilice como excusa sino como aprendizaje, suma, de lo contrario... terminamos no haciendonos cargo de las realidades culpando a las historias. Salut.

Naimad dijo...

Nunca, jamás, la culpa es solamente de los demas. De lo contrario serían dueños de nuestras vidas, y hasta donde se yo manejo la mía.
Además, sostengo que la vida enseña todos el tiempo, pero está en un querer aprenderlas. No seré el mejor alumno, pero si muy predispuesto.
Gracias Anónimo!