19.1.11

Saberlas grandes,
ramas de mi,
que te hagan doler placenteramente.
Verlas crecer,
regándolas de libertad y vida,
te devuelven paredes en el fulbo del amor.
Te duele, y como duele,
que no te busquen en las sombras,
pero te engalana que hagan su propia revolución.

11 comentarios:

Pau Jimena dijo...

¡Muy lindo post, muy cierto, pero sobre todo muy sano!

Naimad dijo...

Gracias Pau Jimena! Besos

MaLena Ezcurra dijo...

Eso es la belleza!!


Beso.


M.

Naimad dijo...

Ellas son la belleza. Gracias Male!

pandres2002 dijo...

Bravo, viejo!

Naimad dijo...

Gracias Pandres! Gracias...

Recomenzar dijo...

Te perdiste te borraste no importa te traje galletitas con café

Naimad dijo...

Mucha!! Es cierto... ando perdido, ya voy a volver. Gracias por acordarte... Besos

Anónimo dijo...

Tenes la receta justa para hacerme sonreir.

Naimad dijo...

Gracias Anonimo/a!! Si es así espero que vuelva...

Lore Sous La Nuit dijo...

Quien no conoce un niño, no sabe de revolución. LSLN