24.2.09

Madura la tarde frente a la ventana,
el crío que chilla queriendo jugar.
Presente de cuento, pétalos de ayer,
y dos veces diez vagando recuerdos.
Apóstoles en desuso,
testigos de otra era confinados a pelear
un mano a mano al campeón de olvido,
sobrándoles aire y sin respirar.
Remolinos de inocencia,
deseos de insolencia.

10 comentarios:

Gastón dijo...

La comunión entre distintas edades da como resultado un cóctel más que interesante.

Abrazo batido

Naimad dijo...

Gastón: Si que si. Hay de todo en la viña del señor. Gracias

Romina E. dijo...

Interesante cuando se mezcla insolencia e inocencia, todo junto en un mismo suspiro...
Saludos!

Naimad dijo...

Si, pero ojo. Dependiendo del orden todo puede variar...

IML dijo...

Que ganes ese mano a mano y que disfrutes de los cuentos.
Muy bueno el blog, te sigo leyendo

Naimad dijo...

IML: Y si no gano, al menos no perder... aunque venga -10. Gracias!

la kolorada siniestra dijo...

Me gusta lo que escribis, aunque aveces tenga que venir 3 veces a leer hasta que capto la metafora.

Y me gustan mucho tu imagenes.

Naimad dijo...

Jaja.. podes creer Kolo que cuando pasa el tiempo y releo algo me pasa igual? Y lo peor es que muchas veces no entiendo a que me refería. Igual, está bueno. Supongo que me resguardo de esas cosas que salieron y no deben volver.

Gracias!

la kolorada siniestra dijo...

Los mecanismos de defensa estan funcionando!!!!

Naimad dijo...

Jajaja... parece, no?