27.2.09

Tres años de amor y ternura, divina locura,
sembrando en el pecho razones de hacer,
comprando con muecas su pasaje al mundo
jugando hace grande mi razón de ser.
Sonrisa que tiene sol de primavera,
huecos en la cara que imitan mi ayer.
Sus ojos me dicen, aunque estén mojados,
que es largo el camino para recorrer.
Como la otra flor, del mismo jardín,
me cambia de mano en la ruta gris
me vuelve de roble, y me hace sentir...
que abrazo sorpresa siempre vale doble.

5 comentarios:

Gastón dijo...

Y nuestras almas...
Y nuestros corazones...
Y nuestro amor...
(y nosotros mismos)
Vamos creciendo junto a ellos
(y por ellos)

Abrazo que se comparte

AnGie... dijo...

Holaa
he vuelto
espero retomemos el contacto
cariños

J a Z dijo...

Bonito Naimad :)

Abrazo, sonrisa y beso.

Chien dijo...

Abrazo hermano...

Oiga había una mosca en el parabrisa de su carro... jeje

Saludos

Wonder dijo...

Ese amor de padre...
Seguís tan enamorado como siempre.
Me encanta. Besos.