20.2.19

Con la felicidad sobre valorada y mal entendida,
que agotador es tratar de vivir contento.
Quién apuesta un cobre por volver a ser?
No me dejes rengo si te necesito,
ni me manosees sin querer comprar.
Si me sonreís está todo pago,
no hay cuenta corriente que valga un dolor.


No hay comentarios.: