4.7.07

Me juego día a día las cartas que traigo encima,
barajo a cada instante y siempre reparto igual.
No es que no me de cuenta que el juego terminó,
es que no quiero que termine.
No es que no me sirva que alientes,
es que no te quiero de hincha,
sino en mi equipo.
Tan debil,
tan diminuto me veo hoy
que me doy bronca,
pero más rabia me da el no aceptar que ya perdí.
Si por mi fuera, me cago a piñas.
Si por mi fuera, te llevo conmigo.
Si por mi fuera, me rompo la boca.
Si por mi fuera, me como la tuya.

1 comentario:

mantillozen dijo...

de que hablas hermano?